Saltar al contenido

¿Cómo empezó esto?

Hola, somos una pareja que ha rescatado a 12 gatos y tenemos a 10 de ellos en un cercado en nuestro jardín. Dos más están en una asociación porque criaron y así conseguimos que adoptaran a sus crías, que hoy viven con humanos que les miman y mucho.

Llegamos a esta situación porque, aparte de ser amantes de los gatos, llegó a haber cerca de 30 gatos en nuestro barrio. Gatos callejeros, abandonados a su suerte y a menudo causando "molestias" ya sabéis a qué tipo de gente... hasta que un vecino (o algunos de ellos) empezaron a envenenarlos.

Por entonces, hace ya casi dos años, habíamos contactado con una asociación / protectora que nos ayudo a esterilizar a algunos de ellos. Nosotros somos más de controlar colonias de gatos que de exterminarlas. Ya veis.... El ayuntamiento como si oyera llover. Estabamos solos con la ayuda de la asociación.

A base de poner comida en el jardín, habíamos conseguido que algunos de los gatos vinieran regularmente. Los ibamos cogiendo con jaulas-trampa y los llevábamos al veterinario a esterilizar y desparasitar.

Un buen día, nuestro favorito y el que era más cariñoso y juguetón en aquel entonces, "Pudding", no volvió. Fue el primero al que conseguimos esterilizar, el primero que confió en nosotros... Era sencillamente un ángel. Tremendamente inocente.

El golpe fue muy duro. Sencillamente, lo mataron por existir. Por confiar en humanos. Al fin de semana siguiente construimos a toda prisa un cercado como pudimos y metimos al los que pudimos dentro.

De los que no entraron en el cercado... nunca más se supo.

Bueno, sí. Uno a uno, los fueron envenenando. Crías de apenas un mes de vida y gatos de menos de dos años.

Solo conseguimos salvar a unos pocos.

 

Esta foto es del fin de semana que montamos el cercado. Hoy el cercado tiene mucho mejor aspecto. Hemos hecho una ampliación (ya son 30 m2) y mejorado paredes y suelo. El techo sigue dando problemas, eso si. Donde viven nuestros gatunidos, llueve en serio e incluso nieva.

En cualquier caso, ahora ya son nuestros gatos y a pesar de la pena y la frustración de lo pasado, estamos muy ilusionados por verlos felices, sanos y, sobre todo: vivos.

Nos gustaría que tuvieran un hogar más agradable y pudieran vivir más cómodos este invierno.

Amor y cuidados no les faltan.  Comida, veterinarios, juegos, etc... son un encanto todos y cada uno de ellos.  Y nos demuestran su gratitud cada día. Son felices, juegan, algunos nos ronean y buscan nuestras caricias. Eso nos hace muy felices a pesar del esfuerzo que supone.

En breve os contamos nuestro plan. Necesitaremos ayuda. De momento, si queréis conocer a estos encantadores felinos, los encontrareis aqui

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *